Together with Issac uk replica watches Newton and Edmond Halley and other renowned followers rolex replica together, coupled with a large number of scientific concepts and constructs to replica watches change our view of the world, become a favorable conditions uk replica watches for creation.

 

  Contáctenos  

                                                        

                                                        

                                                        

                                                        

                                                        

 RUT Clave ¿Olvidó su Clave?  Inscríbete

 

 

 

 

 

 

 

 

Corte acoge recurso a favor de padre divorciado que no podía ver las notas de sus hijos.
El tribunal de alzada ordenó al Liceo Particular de Recoleta a entregar la documentación al progenitor tras establecer que se violó su derecho de igualdad ante la ley respecto a la madre.
Por Leslie Ayala
Miércoles 16 de Marzo de 2011 10:01
Fuente: Emol



El fallo establece que la relación parental tiene deberes y derechos, como el participar de la educación de los hijos, pese a que ese progenitor no tenga a su cargo el cuidado del menor. Foto: Archivo El Mercurio.

SANTIAGO.- La séptima sala de la Corte de Apelaciones de Santiago acogió el recurso de protección presentado por el abogado Gonzalo Tello Bilbao quien reclamó haber sido víctima de vulneración de garantías constitucionales, luego que el colegio en el que estudian sus hijos le negara información sobre su rendimiento académico.

Esta resolución, a la cual tuvo acceso Emol, le ordena al establecimiento "dejar sin efecto de inmediato todas las medidas que impidan al recurrente informarse de los rendimientos académicos y del proceso educativo de sus hijos".

El jurista se encuentra divorciado de su esposa Yasna Veloz Salinas, encargada del cuidado de dos hijos del matrimonio, pero él mantiene contacto permanente con los menores a través de visitas regularizadas a través de los tribunales.

Tello recurrió a la justicia, luego que luego que el Liceo Particular Avenida Recoleta le negara un informe de personalidad y certificados de notas de sus dos hijos argumentando que no tenía la calidad de "apoderado".

Pese a que el establecimiento defendió su postura en base a sus normas internas que le permiten hacer entrega de este tipo de documentación sólo a quienes sean inscritos durante la matrícula como apoderados, el tribunal de alzada capitalino estableció que esa disposición violó el principio de igualdad ante la ley entre ambos progenitores.

Mero capricho

El fallo establece que "el liceo viola la referida garantía ya que coloca al recurrente en una situación de desigualdad frente al resto de los padres que tienen a sus hijos en dicho establecimiento al impedirle, a diferencia de otros padres, ejercer los derechos que como tal lo reconoce la ley, situación que no tiene justificación legal y conforma un mero capricho".

Los ministros Raúl Rocha, Manuel Valderrama y la abogado integrante María Eugenia Montt analizan incluso el Código Civil que señala que el "si los padres viven separados, la patria potestad será ejercida por aquel que tenga a su cargo el cuidado personal del hijo".

Al respecto, dicen que bajo esa norma se podría concluir que el progenitor que vive con los niños excluye al otro del proceso formativo de los mismos, sin embargo los jueces aseguran que esa interpretación de la ley es inaceptable.

"Las relaciones paterno filiares son complejas. Constituyen a la vez un derecho y un deber. De manera tal que ningún padre, a menos que (exista) una sentencia judicial que atienda el interés superior del niño, puede ser privado de su derecho, ni eximido de su obligación no sólo a tener con su hijo una relación directa y personal, sino que de participar activamente en cada una de las etapas del desarrollo del menor", sostiene el dictamen.



Comentarios



Con fecha 30 de octubre de 2013, la nueva Superintendencia de Educación Escolar, filial Región Metropolitana, mediante la Resolución Exenta N° 2013/PAD/13 02094, SANCIONO al Colegio San Ignacio de Alonso de Ovalle, Santiago Centro, por infringir la normativa legal vigente, en lo que respecta a no cumplir con informar debida y oportunamente a un padre, acerca de todo aquello que concierne a la educación de su hijo, según imperativamente lo ordena la Constitución Política de la República y Ley general de Educación.
Si bien dicha entidad contralora tardó casi diez meses en llegar a este veredicto, se me expresó que constituye la primera sanción de esta naturaleza y que sentará un precedente que permitirá disuadir a otros establecimientos educacionales de cometer similares faltas.
La referida sanción se encuentra en sintonía con la Sentencia de fecha 17 de marzo de 2011, dictada por la Séptima Sala de la Ilustre Corte de Apelaciones de Santiago, que acogiendo un Recurso de Protección, declaró que el padre, aún cuando no tenga la calidad de apoderado de alguno de sus hijos, tiene pleno derecho a participar activamente en todas las cuestiones que le conciernen.
Con perseverancia y dignidad, seguiremos en el afán de lograr que la institucionalidad chilena efectivamente cumpla con la normativa internacional que desde hace muchos años se ha incorporado a nuestro derecho interno. Más que carencia de instrumentos jurídicos (que ciertamente existen), se aprecia falta de voluntad y acuciosidad de parte de personeros públicos, que negligentemente no aplican la normativa vigente, partiendo por los propios Tribunales de Familia, que dejan mucho que desear.

Enviado por: CHRISTIAN F. TAPIA MORALES
15 de diciembre de 2013, 16:08



La noticia sobre Gonzalo Tello es notable. Pero sería importantísimo tener el contacto de é (mail por ejemplo) l, para solicitarle copia de la sentencia y poder usarla futuros recursos. Particularmente, estoy ante un escenario similar: en el Colegio Compañia de María de Seminario, se niegan a darme información sobre el proceso escolar de mi hijo. ¡Qué locura este país!
Marcelo Burgos Zambrano, Profesor (mburgo2002@gmail.com)

Enviado por: Marcelo Burgos Zambrano
24 de mayo de 2012 15:51



El año pasado comenté y celebré la noticia difundida ampliamente por medios de comunicación, en momentos que el juicio de filiación, respecto de mi hijo, estaba pendiente por recursos procesales. Finalmente, tanto la I. Corte de Apelaciones de Santiago, como la Excma. Corte Suprema de justicia, confirmaron el fallo de primera instancia que me declaró padre de un niño. Pues bien, habiéndole solicitado formalmente al rector del Colegio San Ignacio que me informara si mi hijo estaba matriculado allí para 2012, ante la negativa de la madre de informarme, el colegio hizo caso omiso. Por apoderados que solidarizan con mi caso me enteré que efectivamente mi hijo fue matriculado allí y, a pesar que el colegio cuenta con antecedentes fidedignos, emanados del Tribunal de Familia de Pudahuel, incluyendo el Certificado de Nacimiento vigente (con su nuevo apellido paterno), aún estarían individualizando a mi hijo con un apellido que no le corresponde y apareciendo como padre quien NO LO ES (cónyuge de la madre del niño), vulnerando gravemente los derechos del niño (ARTS. 7, 8 y 9 N° 3 de la Convención de Derechos del Niño) y, más grave aún, a pesar de haber rogado a la madre que lo cambiáramos de colegio para evitar el trauma por el hecho de haber sido conocido y llamado por sus profesores y compañeros con un determinado apellido, ahora deberán llamarlo por el verdadero. Le requerí tanto al colegio como a la madre que dentro de determinado plazo me informara sobre la situación de mi hijo y, especialmente acerca del cambio de apellido. Como ella obstinadamente se niega a cumplir su obligación moral y legal, he formalizado reclamación ante la SEREMI de Educación Metropolitana y, a la brevedad, me veré en la necesidad de recurrir a los tribunales de justicia.
Resulta inaceptable y altamente reprochable que personas adultas se nieguen a acatar un fallo judicial ejecutoriado y que expongan a un niño a una traumática situación, pudiendo haberlo evitado, ya que el marido de la madre del niño, conoce fehacientemente que no es el padre, desde hace más de tres años, por lo que tuvieron un plazo más que razonable y prudente para informarle su verdad y nueva realidad la niño. No es lo mismo informar aquello a un pequeño de 3 años que a uno de casi 7 años.

Enviado por: CHRISTIAN F. TAPIA
11 de marzo de 2012 01:43



He sido declarado padre de mi hijo, Sebastián Andrés, por medio de sentencia judicial confirmada por la I. Corte de Apelaciones de Santiago. He solicitado por escrito y respetuosamente al rector del Colegio San Ignacio (Alonso de Ovalle) que me permita tener acceso a la información relativa a mi hijo y participar en las reuniones de apoderados. Como era de esperar, asilándose en normas reglamentarias del Ministerio de Educación, el sacerdote esgrime que al no tener la calidad de apoderado -que ostenta el marido de la madre de mi hijo sin ser el padre- no puede darme acceso a ninguna información.
He reiterado mi solicitud a fin de evitar judicializar esta delicada situación, sin embargo, mucho me temo que tendré que distraer el arduo trabajo de los tribunales superiores para que se pronuncien en esta materia y se tenga presente el fallo dictado por la Séptima Sala de la I. Corte de Apelaciones con fecha 14 de marzo del año en curso.
Tratándose de un colegio católico, lamento sobremanera la actitud de la administración del mismo.
Evidentemente, todos mis esfuerzos por intentar un acuerdo directo y basado en principios cristianos y minimamente humanitarios, han fracasado rotundamente ante la tozuda actitud de los actuales guardadores de mi hijo, a quien me impiden visitar hasta la fecha presente.
Sobre este particular, seguramente habrán noticias judiciales en un futuro próximo.

Enviado por: CHRISTIAN F. TAPIA MORALES
1 de julio de 2011 01:15



Espectacular, devuelve la esperanza y ganas de seguir luchando contra la injusticia que somos objeto los padres que no tenemos la tuición. Felicitaciones por este triunfo.

Enviado por: juan carrasco p
19 de marzo de 2011 15:53



Según LUN este Papá sería abogado, quizás haya sido el primero en ocurrírsele interponer un recurso por esta situación ante la justicia (o sea, "judicializó" este asunto un tanto "doméstico"), pero no creo que haya sido el primero en denunciar una irregularidad de esta laya.
De todos modos, una buena noticia, por varias razones: una, por el "fondo", la justicia dictaminó y con ello se creó jurisprudencia; dos, la "forma", apareció publicada en un medio de comunicacion de masas, o sea, como que nos están dando crédito, después de tantos años. Ojalá las buenas noticias sigan ...

Saludos

Sergio Maldonado H.
Papá de Tamara

Enviado por: Sergio
19 de marzo de 2011 14:39



Esta situación no amerita ningún tipo de análisis, todo esto se genero a raíz de la inmensa preocupación de un hombre ejemplar, de un verdadero PADRE, que no me cabe la menor duda fue injustamente separado de su hijo, como muchos de nosotros, pero todavía quedan personas incrédula que bajo el concepto. Mujer separada "Victima", Hombre separado "Algo habrá hecho", nos discriminan.
Pero también hago la salvedad que, así como existen ese tipo de personas, también existen aquellas que reconocen y valoran lo que hacemos por nuestros "Lingotes de Oro" nuestros hijos.
Quiero también aprovechar esta tribuna para agradecer a la madre Ivon Puga administradora del Colegio Divina Pastora de la comuna de Ñuñoa, al darme la posibilidad de poder cooperar en la hora de almuerzo de nuestros hijos, destapando sus termos y calentando sus almuerzos en la hora de colación, siendo el único padre que realiza esta función desde hace tres años a la fecha, momento en que puedo intercambiar unas palabras y abrazar a mis dos hijos Pascal y Nicolás, lo que me permite llenarme de fuerza y ánimo para seguir luchando y mitigar en algo el dolor de no vivir junto a ellos.

Te felicito Gonzalo, sigue adelante y no te olvides que la mejor enseñanza, es la vía del ejemplo. que DIOS te bendiga.

Miguel Ángel Opazo Cole.

Enviado por: Miguel Angel Opazo Cole
17 de marzo de 2011 16:33



Por fin algo bueno que se escucha.

Muchas felicidades al padre y que siga luchando por sus hijos.

Enviado por: Juan Palacios
16 de marzo de 2011 21:19



BIENNNNN!!!!!

Enviado por: Juan Pablo Aburto
16 de marzo de 2011 14:56



Genial!!!!!!!!....Felicitaciones!!!!

Enviado por: José
16 de marzo de 2011 14:20



Espectacular!!!!!.
Es muy importante obtener dictamenes en los cuales peleamos por nuestras obligaciones y no solo por derechos para que todos comprendan que la igualdad que queremos es por nuestros beneficios y tambien por nuestras responsabilidades de padres.
Felicitaciones!!!

Enviado por: Eduardo Poblete Aedo
16 de marzo de 2011 13:53



Que bueno, no somos pocos los que nos hemos encontrados que los colegios consideran que ser apoderado es una categoría superior a ser el Padre de tu hijo o hija. Así lo entendía el colegio Sank Thomas Morus de providencia, en la que estudia mi hija. Sólo despues de entrevistarme con el rector del colegio pude tener acceso a la informaciòn educacional de mi hija. Sin embargo aún no puedo tener un informe educacional impreso ya que los costos del colegio subirían demasiado.

Estos hechos en tribunales se suman y permiten generar conciencia de los derechos de los padre que no tienen el cuidado personal de sus hijos.

Enviado por: Cristián Arnés
16 de marzo de 2011 12:02




Una Luz, entre tanta angustia..

Enviado por: Fernando Benavides
16 de marzo de 2011 10:38



Maravilloso!

Enviado por: Cristian
16 de marzo de 2011 09:39



Enviar comentarios

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 www.PapaPresente.org  Todos los derechos reservados

La información de cada caso denunciado y mensaje a hijo (s) es de exclusiva responsabilidad de quien la emite.